¡Quiero un coche como el que aparece en esa serie!

Cuando Walter White aparca frente a su casa con Chrysler 300C SRT8 negro. Ese coche, representa la transformación del personaje, el desprendimiento de toda máscara que ocultaba su verdadera personalidad, la del impasible Heisenberg.

Los coches, son uno de los tantos recursos usados por los guionistas para reforzar una escena, en ocasiones complementan el carácter del personaje o se convierten en metáforas visuales con el que el director quiere comunicarnos algo sin usar palabras. Los coches son elementos indispensables para una series moderna. El hecho de tener o no un coche, como Sheldon Coope en The Big Bang Theory dice tanto del personaje como cuál modelo tiene. También son una buena forma de ingresos para muchas producciones, gracias al emplazamiento de productos. Y muchos personajes de series cambian de modelo de coche en cada temporada.

Infografía de coches de series

La gran calidad de los guiones, el poder estético y la creativa de las mismas así como el gran éxito que cosechan entre el público sus protagonistas, fomentan un creciente interés por los productos que se muestran en pantalla. Los coches que aparecen en las series de televisión son en numerosas ocasiones cruciales para el desarrollo de la historia en muchos momentos, llegando a convertirse en elementos clave en ciertas ocasiones. Como el aspecto físico y el atuendo propio de un personaje concreto cambia con su personalidad o sus circunstancias, también el coche se integra dentro de los complementos que ayudan al espectador a formar una visión global del individuo. Algunos de estos vehículos televisivos se pueden adquirir de forma sencilla en el mercado de segunda mano por un precio relativamente asequible. Esto permite a los seguidores de la serie acercarse más a sus admirados personajes, así como a su estilo de vida.

A través de algunas de las series más aplaudidas de los últimos años se puede observar con facilidad esta íntima relación entre los protagonistas y sus vehículos.

En la serie Lost(Perdidos), admirada y criticada a partes iguales, se destaca de un modo especial la furgoneta Volkswagen modelo T2 aparecida por primera vez en el episodio de la tercera temporada titulado Tricia Tanaka está Muerta. Esta furgoneta, utilizada por miembros de la iniciativa científica DHARMA para el transporte de personas y mercancías durante su estancia en la isla, es encontrada por el entrañable personaje Hugo Reyes, “Hurley”. Hugo decide movilizar a sus compañeros para que le ayuden a ponerla en marcha y enfrentarse a su mala suerte, descendiendo una ladera con la Volkswagen T2 en compañía de su amigo Charlie. Este vehículo de gasolina del año 1979 cuenta con una potencia de 68 CV y se puede adquirir de segunda mano por un precio de 9.000 €, sin óxido claro; todo un clásico con el que disfrutar como Hurley.

La galardonada serie Breaking Bad es un claro ejemplo de cómo un coche define a un personaje. El protagonista Walter White, un profesor de secundaria pluriempleado, se distingue por su miserable vida y su apagada personalidad. Como fiel reflejo del personaje, White se mueve en un todoterreno que ha cosechado las peores críticas como coche más feo y peor diseñado, el Pontiac Aztek. La deprimente vida de este profesor de química da un giro radical cuando le detectan un cáncer terminal y decide dedicar sus conocimientos científicos a fabricar y vender metanfetaminas, para proveer a su familia tras su muerte. La imprevisible sucesión de acontecimientos que transcurren desde ese momento llevan a White a un cambio radical que le descubre su verdadero yo. Como consecuencia, sustituye el feo Aztek por un imponente Chrysler 300C SRT8 de color negro. Este modelo diésel del año 2010, con una potencia de 218 Cv, se puede encontrar en el mercado de segunda mano por 20.899 €, también es posible adquirir otros modelos similares de mayor potencia, más acorde con el de la serie.

La sitcom The Big Bang Theory nos muestra en numerosas ocasiones los coches de sus personajes, entre los cuales destaca especialmente el Volkswagen Golf Cabrio I de color rojo que conduce la atractiva Penny. Esta simpática y alocada aspirante a actriz que ha de ganarse la vida como camarera demuestra constantemente un desinterés hacia el estado del coche que da pie a divertidas escenas en las que interviene el maniático Sheldon Cooper que no puede soportar que en salpicadero se encienda un piloto rojo de advertencia, al que Penny nunca presta atención. Este modelo de gasolina de Volkswagen tiene una potencia de 90 Cv y hoy día es fácil encontrarlo por menos de  3.400 €, incluso en rojo.

Dos ejemplos antagónicos en cuanto a personalidades son el exitoso Barney Stinson de la serie Cómo Conocí a Vuestra Madre y el torpe Steve Urkel de la ya clásica Cosas de Casa. En el primer caso se trata de un hombre de negocios, soltero y mujeriego de gran atractivo físico, así como una picardía muy particular. Ha este personaje no le gusta conducir, le tiene pánico. En un episodio vemos como Ted trata de enseñar a Barney a conducir. En otro episodio Barney  conduce un Mercedes Benz, concretamente un modelo CL 63 AMG a gasolina de 525Cv del año 2007. En este episodio es detenido por una agente de policía, con la cual intenta ligar infructuosamente y termina detenido. Este impresionante coche, también se puede encontrar en el mercado de ocasión por 44.900 €.

Como antítesis de Stinson, Steve Urkel era un torpe e histriónico amante de la cultura bávara que conducía un coche tan peculiar como él, un BMW Isetta 300 de una sola puerta, otro gran clásico fácilmente identificable que se puede adquirir de segunda mano por 19.500 €.

Fuente: AutoScout24