Consejos para protegerte del sol

España es un país de sol y playa, y en vacaciones solemos aprovechar esos días para tomar el sol. Pero el sol es un arma de doble filo, por un lado puede ponernos morenos, pero si no tenemos cuidado, puede afectarnos negativamente a nuestra piel. Y ojo, esto ocurre tanto en verano como en invierno. A continuación os damos unos cuantos consejos para disfrutar del sol sin correr riesgos. Adjuntamos también una infografía que resumen los tips de manera más gráfica.

Evita los golpes de calor

  • Un baño te refrescará rápidamente.
  • Evita las comidas pesadas y las bebidas muy calientes con cafeína o mucha azúcar.
  • No realices ejercicios intensos entre el mediodía y las 4 pm.

Hidratarse es importante

  • No esperes a tener sed, pues es el primer síntoma de deshidratación.
  • Bebe, por lo menos 2 litros de agua al día.
  • Recuerda que las bebidas alcohólicas producen deshidratación.
  • Si vas a comprar agua, asegúrate de que la botella esté sellada y mantenla lejos de las fuentes de calor.
  • Si vas a hervir agua, debes esperar que entre en ebullición. Es recién ahí que estará apta para consumir.

Utiliza protección solar

  • Debes protegerte de la radiación así el día esté nublado.
  • Usa protección solar de 50 FPS o más. Recuerdo volver a colocarte protección solar cada 2 horas y después de salir del agua o sudar.
  • Usa sombreros para proteger tu rostro y ropa fresca.

Come bien

  • Mantén una alimentación equilibrada. Consume gran frutas y verduras.
  • Asegúrate que los alimentos que vas a consumir estén frescos. Recuerda que el calor ayuda a que los alimentos se descompongan.

Usa gafas de sol

  • Los rayos UV aumentan el riesgo de tener problemas visuales.
  • Si pasas mucho tiempo expuesta a los rayos UV sin proteger tus ojos, con el tiempo podrías sufrir de cataratas.
  • Asegúrate de que los lentes que vas a comprar tengan el certificado oficial de protección UV.

Procura…

  • Si vas a usar la piscina asegúrate que esté limpia, así evitarás cualquier infección.
  • Para que puedas descansar bien, mantén ventilada tu habitación.
  • La variación de la temperatura puede causar reacciones alérgicas. Asegúrate de que las cremas y cosméticos que usas no irriten tu piel.