El asma, una enfermedad que sufren más de 3 millones de españoles - Infografías

El asma, una enfermedad que sufren más de 3 millones de españoles

El asma es una enfermedad crónica que afecta principalmente al sistema respiratorio y cuyos síntomas van desde la tos, pasando por la presión en el pecho e incluso, la sensación de falta de aire. Pues bien, en España hay más de 3 millones de personas que padecen esta enfermedad y para visibilizarla, cada 3 de mayo se dedica al Día Mundial del Asma, con el que se busca concienciar y educar sobre esta enfermedad, dando a conocer de qué manera influye en la calidad de vida de aquellos que la padecen.

Este 2022, el lema de la jornada es ‘Cerrar brechas en la atención del asma’. Y es que, a nivel global, hay 235 millones de personas diagnosticadas con asma , una prevalencia que ha aumentado de forma notable en estas décadas. Según un estudio del Global Burden of Disease 2015, la prevalencia del asma ha aumentado, en todo el mundo, desde 1990 a 2015, en un 12,6 %.

En un estudio realizado en España en 2011 se vio que un 3,9% sobre el total de asmáticos eran casos de enfermedad grave.

Además, es importante recalcar que, en cuanto a la prevalencia del asma auto percibido, este se sitúa entre el 5 y el 14% de la población.

Asma, la patología que más hospitalizaciones infantiles provoca

Los pacientes infantiles y adolescentes son los que más sufren las consecuencias del asma. En España, cerca del 10, 4% de niños entre 6 y 7 años, y el 15,3% de los adolescentes de entre 13 y 14 años padecen asma, siendo esta enfermedad la fuente principal de hospitalizaciones en menores y motivo de ausencia escolar.

En este sentido, el asma consume el 2% de los recursos destinados a la sanidad pública, de los cuales el 70% están relacionados con la gravedad y el mal control de la enfermedad .

“Educar a los pacientes y concienciar a la sociedad sobre patologías como el asma y la alergia es fundamental para lograr un abordaje correcto de ambas enfermedades. Conocer las implicaciones que tiene el asma en la vida de aquellos que la padecen y conocer la relación y diferencias entre asma y alergia puede ayudar a lograr una mejor calidad de vida de estos, sobre todo en esta época del año en el que los episodios de alergia aumentan notablemente”, afirma el doctor Juan Álvarez, director médico de Pfizer España.

Asma y alergia, dos enfermedades distintas

Saber diferenciar correctamente qué es el asma y la alergia es fundamental para lograr un abordaje correcto de ambas. En España, cerca de 8 millones de personas son alérgicas, siendo un 5% de la población adulta y un 10% de los menores de nuestro país . Es este punto, es importante destacar que la alergia es una reacción que produce el organismo frente a determinadas sustancias externas como polen, ácaros del polvo, epitelios de animales, ciertos alimentos, etc. Esta reacción es uno de los principales factores que desencadenan el asma.

“Fieles a nuestro compromiso con la educación y la concienciación, en Pfizer hemos elaborado una infografía con recomendaciones para que los pacientes que padecen asma eviten exponerse a altos niveles polínicos y así, aportar nuestro granito de arena en este Día Mundial del Asma para que la información y el conocimiento sobre ambas enfermedades lleguen al mayor número de ciudadanos con materiales sencillos y didácticos que les ayuden a comprender mejor la enfermedad y les den herramientas que les ayuden en su día a día”, añade el doctor Álvarez

  • Mantener las ventanas cerradas por la noche. En el caso de utilizar aire acondicionado, se recomienda que estos tengas filtros para evitar la entrada de agentes alérgenos.
  • Mantener las ventanillas bajadas en los trayectos en coche. En este punto también es importante contar con un buen sistema de filtros en el sistema de aire acondicionado del vehículo.
  • Evitar la exposición al aire libre en días ventosos. Los especialistas recomiendan permanecer el mayor tiempo posible en ambientes cerrados cuando las rachas de viento sean considerables.
  • Disminuir las actividades físicas al aire libre en determinadas franjas horarias. Entre las 5 y las 10h de la mañana es cuando hay una mayor emisión de polen, lo mismo ocurre entre las 19 y las 22h horas cuando se produce el descenso del polen desde lo alto de la atmósfera. Por ese motivo, en esas franjas horarias se recomienda no realizar ninguna actividad física al aire libre.
  • Usar gafas de sol y mascarilla pal salir a la calle para proteger los ojos, la boca y la nariz del contacto con el polen.
  • Evitar exponerse a espacios con césped.
  • Elegir zonas de vacaciones con menor concentración de polen, como por ejemplo las zonas de costa.
  • Evitar el uso de prendas expuestas al exterior porque el polen puede adherirse a prendas y calzado.
  • Utilizar la medicación de forma adecuada, siguiendo siempre las pautas marcadas por su médico.
infografia asma alergia scaled
Ir arriba